EL PELIGRO DE TOCARSE LA CARA

Los seres humanos tenemos muchos comportamientos que nos diferencian del resto de los seres vivos, pero hay uno en particular que puede ser un gran problema durante el brote de enfermedades.

Tocarse la cara... Y es que somos la única especie que nos tocamos la cara sin siquiera notarlo y con una frecuencia notable. Obviamente esto ayuda a la propagación de los padecimientos provocados por los nuevos virus.


498 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo