EXTRAÑO OBJETO ÓRBITA EL SOL CADA 165 DÍAS

Esta «especie rara» de asteroide, cuya órbita se desvía apenas más allá de la de Venus, se ha estado «escondiendo» en nuestro Sistema Solar.

Para detectarlo se necesitó una cámara de última generación, según un estudio recientemente publicado en el sitio web del proyecto ZTF (Zwicky Transient Facility) del Observatorio Palomar, perteneciente al Instituto de Tecnología de California (EE.UU.).

El asteroide, denominado 2019 AQ3, fue localizado el 4 de enero gracias al Telescopio Samuel Oschin. Tras el descubrimiento, los investigadores empezaron a recopilar datos de los archivos hasta encontrar evidencia de que el cuerpo celeste ya había sido captado en 2015 por el Observatorio de Haleakala, del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái (EE.UU.).

Gracias a la información adicional, los científicos lograron determinar que el 2019 AQ3 pertenece a una especie muy rara de asteroides, conocida como Atiras (o Apohele). Entre los aproximadamente 800.000 asteroides conocidos, solo 20 son Atiras.

Pese a su enorme tamaño, el 2019 AQ3 no representa ninguna amenaza, ya que el punto más cercano de su órbita es a unos 35,4 millones de kilómetros de la Tierra. Sin embargo, dado que los Atiras provienen de la dirección del Sol, su brillo complica su detección con telescopios.

Por esta razón, los científicos no descartan la posibilidad de que haya más asteroides similares, potencialmente peligrosos. «El origen de los Atiras es incierto. […] Con cada objeto adicional nos acercamos más a la formulación y prueba de modelos sobre el origen y la historia de nuestro Sistema Solar», indicó el profesor Wing-Huen Ip, de la Universidad Central Nacional de Taiwán, miembro del proyecto ZTF.


345 vistas

PLANETA SNAKEDOS

EL MISTERIO Y LAS FILTRACIONES DE UN INFORMANTE

youtube 1.png
facebook 1.png
twitter 1.png
youtube 1.png

WEB  AMIGA

UFO-SPAIN.png

PLANETA SNAKEDOS

EL MISTERIO Y LAS FILTRACIONES DE UN INFORMANTE

©  CREATIVE AND VISIÓN

WEB  AMIGA

SEGNIDALCIELO.png