LA NASA HACKEADA POR UNA MICROCOMPUTADORA EDUCATIVA DE 35 $

Con el tamaño de una tarjeta de crédito y un costo de unos US$35, la Raspberry Pi es una de las computadoras más pequeñas del mundo.

No tiene monitor, ni teclado, ni ratón, pero la capacidad de su placa base ha sido un éxito de más de 14 millones de unidades vendidas por su capacidad en proyectos educativos de informática y en el control de procesos industriales. Y también fue usada como arma de hackeo, como informó la NASA.


La agencia espacial de Estados Unidos reveló recientemente que una Raspberry Pi fue empleada para robar datos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL). Una auditoría reveló que el dispositivo se usó para extraer aproximadamente 500 megabytes de información del JPL.

Los archivos tomados ilegalmente estaban vinculados a la transferencia internacional de tecnología militar y espacial, datos que son considerados como restringidos. El atacante que usó el dispositivo para hackear la red de la NASA no fue detectado durante unos 10 meses de operaciones.


Cuando se conoció la violación dentro de la NASA, provocó que algunas partes de la agencia, incluido el Centro Espacial Johnson, dejaran de usar una puerta de enlace central que les daba a los empleados y contratistas acceso a sus otros laboratorios y ubicaciones.

Esto se hizo porque se temía que el atacante pudiera explotar su amplio acceso para llegar a los sistemas de vuelo que controlan las naves activas actualmente. El informe de auditoría recomendó que la NASA haga un mejor trabajo de monitoreo de su red y refuerce sus políticas de ataques de hackers.


WEB  AMIGA

UFO-SPAIN.png

NEWS SNAKEDOS

EL MISTERIO Y LAS FILTRACIONES DE UN INFORMANTE

©  CREATIVE AND VISIÓN

WEB  AMIGA

SEGNIDALCIELO.png