LA PSICOFONÍA MAS TERRORÍFICA DE LA HISTORIA

En una de esas reuniones de grandes intelectuales, que se celebró en una casa de un famoso artista cuyo nombre no fue desvelado por Argumosa, dejó una grabadora en el sótano y se fueron de allí.

A los 10 minutos volvieron para recoger la grabadora y cuando la pusieron en funcionamiento, el terror se apoderó de ellos.


Ruidos espeluznantes, chillidos, campanas, una voz terrible que agonizante decía: “agua, agua, …me ahogo” y de repente una voz de mujer que parecía salida del mismísimo infierno gritó:

“¡Ya te tengo Juan, te mataré! ¡Te matareeeee!”


148 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo