LAS SONDAS VOYAGER ENCUENTRAN EN EL ESPACIOO INTERESTELAR FENOMENOS DESCONOCIDOS

Están a más de 22.500 millones de kilómetros del Sol, la distancia más lejana a la que ha llegado un objeto creado por el hombre.

Las sondas espaciales Voyager 1 y 2 de la NASA han detectado un nuevo tipo de explosión de electrones solares, acelerados por ondas de choque que se originan en grandes erupciones en el Sol, comunica la Universidad de Iowa (EE.UU.), que lideró el estudio sobre ese descubrimiento.


Esos estallidos de electrones viajan casi a la velocidad de la luz, unas 670 veces más rápido que las ondas de choque que inicialmente los propulsaron. Las explosiones fueron seguidas por oscilaciones de ondas de plasma, causadas por electrones de menor energía que llegaron a los instrumentos de las Voyager días después. Mientras que la propia onda de choque, en algunos casos, llegó a las sondas hasta un mes después.

Este descubrimiento podría ayudar a los físicos a comprender mejor la dinámica de las ondas de choque y la radiación cósmica que provienen de las estrellas fulgurantes y en explosión. Los científicos creen que estos electrones se reflejan primero en un campo magnético reforzado en el borde de la onda de choque y, posteriormente, son acelerados por el movimiento de la propia onda de choque.

541 vistas0 comentarios