¿LLEGARON LOS CABALLEROS TEMPLARIOS A AMÉRICA ANTES QUE COLON?

Los Pobres Compañeros Soldados de Cristo y del Templo de Salomón , cuyos miembros son conocidos popularmente como los Templarios, fueron durante la Edad Media una poderosa orden militar afiliada a la Iglesia Católica.

Reconocido en 1139 por el dúo papal Omne datum óptimo , la orden fue fundada en 1119 y estuvo activa hasta 1312, cuando fue perpetuamente suprimida por el papa Clemente V por el toro Vox en excelso .


Dedicados originalmente a defender a los peregrinos cristianos en Tierra Santa, pronto acumularon impresionantes riquezas y grandes dosis de poder que les valieron el odio de muchas personas poderosas de la época.

Uno de los mayores misterios históricos en los que han estado involucrados comenzó en el año 1307 , cuando una flota compuesta por docenas de barcos, en la que los templarios escaparon de la persecución del rey francés Felipe IV, desapareció sin dejar rastro.


María Lara Martínez, autora del libro " Enclaves Templarios ", sugiere que existe la posibilidad de que los barcos que desaparecieron en 1307 terminaran en Estados Unidos unos 200 años antes de que Cristopher Columbus "descubriera el continente".

Para apoyar su teoría, la autora explica: "La leyenda dice que cuando los conquistadores españoles llegaron a la Península de Yucatán, escucharon que los hombres blancos ya habían estado allí y habían dado su conocimiento a los nativos".


Otra hipótesis afirma que, de acuerdo con el testimonio de los monjes que acompañaron a Colón, los nativos no se sorprendieron al ver las cruces de los guerreros porque ya los conocían.


Finalmente, también se sabe que los mayas adoraban a Kukulkan , un dios blanco y barbudo. Esto es extraño, ¿por qué los mayas adorarían a un dios que no era físicamente similar a ellos?

De hecho, varios autores han propuesto que es posible que Kukulkan y Quetzalcóatl fueran uno de los Caballeros Templarios.


Se ha argumentado que hasta la persecución de los templarios a manos del rey Felipe IV en 1307, los templarios tenían una flota de navegación completamente madura, por lo que viajar a largas distancias puede no haber sido imposible para ellos. Tenían riquezas, lo que significa que podrían haber reunido los recursos necesarios para sobrevivir a ese viaje.