SOBREVIVIR AL APOCALIPSIS: NECESITAS SABER ÉSTO

Actualizado: 24 de jul de 2020

Estar preparado para algún desastre consiste en algo más que sentir preocupación: necesitas estar preparado para escenarios realistas y listo para lo impredecible. El mundo tal y como lo conocemos podría irse al garete en cualquier momento. Es una filosofía con la que los estadounidenses y el resto de potencias vivieron a diario durante la Guerra Fría.

Un intercambio nuclear; un colapso económico como el de septiembre de 2008 que fuese a más; un huracán como Katrina que dejase a los ciudadanos abandonados a su suerte. ¿Podrías sobrevivir tres meses en una situación así? Es el plazo estimado por las autoridades para restablecer el orden o tomar las primeras medidas ante un desastre.

El plazo mínimo para el que los preppers están listos: fuego, comida, agua. Son los tres puntos de partida de una comunidad de gente a la que el fin del mundo no les pillará desprevenidos.


Almacena suministros suficientes para sobrevivir 90 días


Sobrevivir después de un evento apocalíptico grande no será algo a corto plazo; no tendrás más alternativa que esa. No obstante, con suerte, almacenar suministros para 3 meses será suficiente para instalarte y aprender nuevos hábitos autosuficientes. Mientras más tiempo dediques a crear un plan para cuando llegue el desastre, mejor. Cuando estés preparando tus suministros, ten en cuenta dos categorías: supervivencia básica y día a día.


Abastécete de los artículos de supervivencia básica


Considera almacenar las siguientes cosas:


○ recipientes con agua

○ productos enlatados

○ algunos productos sellados al vacío

○ una manta y una almohada

○ medicamentos

○ un arma que sepas usar bien

○ un cuchillo (adicional al arma)

○ ropa de manga larga para abrigarse (si tu clima lo necesita)

○ morral para tus cosas (para moverte rápido o huir)


Almacena los suministros necesarios para sobrevivir el día a día


Considera llevar estos objetos contigo:


○ baterías

○ linternas

○ cerillas

○ olla (para cocinar y para hervir agua)

○ utensilios de plástico para comer (plato, taza, cuchara y tenedor)

○ cuerda o cordel

○ mapa

○ marcadores permanentes (algo con lo que escribir)

○ muda de ropa

○ abrelatas

○ encendedores

○ estufa de campamento y propano

○ hacha normal o de mano

○ libro de primeros auxilios

○ gafas de sol

○ cinta americana

○ palos luminosos

○ botas

○ pantalones adicionales

○ Smartphone

○ filtros de agua

○ otros objetos para tu comodidad


Prepara un kit de emergencias


Ya sea que huyas de los caníbales, de las superbacterias comecarne, los zombis o un meteorito, tienes que pensar en tu salud. Aquí tienes un lista de lo que tienes que llevar en tu kit de emergencias:


○ vendajes adhesivos (p.ej. curitas)

○ gasa

○ esparadrapo

○ ibuprofeno (antiinflamatorio no esteroideo o AINE)

○ paracetamol (analgésico de venta libre)

○ antihistamínico

○ aspirina (analgésico de venta libre)

○ laxante

○ yodo

○ desinfectante para manos

○ velas

○ una herramienta multiusos

○ cargador para tu teléfono (de preferencia, solar)

○ madera para quemar

○ toallas

○ chalecos salvavidas (si tu zona es propensa a las inundaciones)

○ ropa cálida extra

○ toallas de papel

○ cargador solar

○ alimento para mascotas (lo suficiente para unos 30 a 90 días)

○ pinzas

○ apósitos

○ alfileres de seguridad o imperdibles

○ termómetro

○ superpegamento

○ mondadientes o agujas


Mantente sano contra todo


Vas a lidiar con todo, desde las cortaduras hasta la disentería. Los hospitales dejarán de existir y los problemas comunes parecerán mucho más complicados. Si tú o un familiar tiene una enfermedad específica, abastécete con los medicamentos apropiados.


Prepárate para lidiar con la parte más sucia de sobrevivir a largo plazo


Esta es una linda forma de decir “todo el mundo tiene que ir al baño”. Para evitar que la higiene sea un problema, empaca lo siguiente:


○ papel higiénico (un par de rollos serán suficientes)

○ productos para la menstruación

○ cepillo de dientes y pasta dental

○ bolsas de basura plásticas y cintas para atarlas

○ pala o paleta

○ blanqueador

○ jabón y champú


Prepara un sistema de comunicación


Todos en la casa, así como los familiares y amigos cercanos, deben tener un sistema de comunicación para ponerse en contacto. Con una radio, podrás indicarles ubicaciones secretas.


Mantén baterías en tu radio. Lo último que quieres hacer es presumir de estar preparado cuando en realidad no lo estás. Si tienes un ser querido que cuidar, asegúrate de que tenga una radio en lugar de que tú no te quedes con ambas para los dos.


Si todo lo demás falla, improvisa para contactarte con los demás. ¡Ahora es el momento de utilizar tus marcadores permanentes! Si llega el apocalipsis y saliste de casa, escribe en la pared a dónde vas a ir, cuándo te fuiste y cuándo volverás sobre una roca o sobre un auto, donde sea que puedas escribir.


Aprende a cazar


Conviértete en un maestro en el arte de colocar trampas. Si realmente no tienes experiencia con eso, necesitarás todo lo que te ofrezca la naturaleza. Si estás en el océano o cerca de un cuerpo de agua, ve a pescar de forma convencional o con el método de la mosca.


Tu suministro de frijoles horneados y espagueti no se va a incrementar milagrosamente. Conviértete en una suerte de Robin Hood y empieza a perfeccionar tus habilidades con el arco. Una vez que seas un maestro de la arquería, aprende a crear tu propio arco.


Mantente positivo


Esto es sin duda la cosa más difícil, especialmente si estás solo o herido. No obstante, en última instancia, esta situación será más fácil de afrontar si permaneces optimista. Y si hay niños contigo, con mayor razón. No permitas que la ética se interponga en el camino de tu identidad. Las reglas son diferentes ahora. Solo porque decidiste dejar a alguien que no podía seguir para evitar más perdidas en tu equipo, no significa que seas un desalmado. Evalúa tu moral como mejor te parezca, pero entiende que el mundo es un lugar muy diferente ahora y debes adaptarte para mantenerte con vida y activo.


Advertencias